lunes, 22 de septiembre de 2008

Frets on Fire

Esta tarde he tenido visita en casa y después de hablar un rato se me ocurrió enseñarle el Guitar hero a mi invitada, que no conocía el juego. El juego engancha y es adictivo a más no poder, el problema que tiene es que no todo el mundo está dispuesto a gastarse los 100 euros en él. Pero no todo está perdido, para este grupo existe el grandísimo Frets on Fire (necesitamos un ordenador, eso sí).

Frets on Fire (FoF a partir de ahora) es seguramente el clon de Guitar hero más famoso y mejor logrado. Para los que hayáis probado cualquier versión de Guitar hero el juego no tiene ninguna complicación, que sepáis que los trastes son las teclas F1 a F5 y la púa el enter. Ahora podéis saltaros los 3 párrafos siguientes, para el resto, ahí va una breve explicación de cómo es la mecánica del juego.

Lo primero que tenéis que hacer para jugar es coger el teclado como si fuera una guitarra, como el tipo del dibujo de arriba (las gafas son opcionales).

Esta es la pantalla que veremos mientras jugamos. Los botones de colores de abajo son los "trastes" de nuestra guitarra, que como he dicho serán las teclas F1 a F5 y nuesta "púa" será el enter (por supuesto esto es configurable). Desde arriba, nos irán llegando las notas (los círculos) y nosotros tendremos que pulsar el traste y acertar con la púa en el momento que ese círculo pase por la tecla en la parte de abajo. En el caso de la imagen lo que tenemos son notas largas, con lo cual accionamos la púa y dejamos pulsados los trastes correspondientes hasta que acabe la nota. En la parte de arriba aparece la puntuación y el multiplicador de puntuación, que irá subiendo conforme acertemos notas seguidas (hasta multiplicar por cuatro como máximo) y que volverá a 1x en cuanto fallemos.

Y poco más, el juego es tan sencillo como eso. Como véis el juego no puede competir gráficamente con Guitar hero, faltaría más. Estas son las pegas del juego, ahora biene lo bueno.

FoF es un juego amateur, gratuito y de código abierto (os debo una entrada para explicar esto), descargable desde la página oficial, y tiene versiones para Windows, Linux y Mac (en beta desde hace ni se sabe). Al ser de código abierto, hay cientos (no sé, ¿decenas?) de personas que se molestan en mejorarlo, hacer sus propias modificaciones (mods) y exprimir al máximo la base del juego. Aparte de eso, puedes coger tu canción favorita, importarla y añadirla a FoF (te lo tienes que currar, eso sí). Como os podéis imaginar, hay cientos (aquí si me atrevo a decir cientos) de personas importando sus canciones favoritas, y subiéndolas a servidores para que la gente más vaguilla se las pueda bajar sin ningún tipo de problema, creando una comunidad de usuarios y un "set list" de canciones infinito (literalmente), inalcanzable para ningún tipo de juego actual (claro, estos no pagan las licencias de las canciones, cosa que un juego profesional sí que tiene que hacer).

El juego tiene su tiempo y yo me vicié bastante una temporada. Creo que va a ser momento de retomarlo porque, aunque es un poco más cutre visualmente, el tema de las canciones "a la carta" sigue siendo muy apetecible. Además, según veo la gente se lo ha seguido currando y parece que han conseguido que funcionen las guitarras de Guitar hero, cosa que con un ordenador con salida de TV puede hacer que guardes el juego original para los restos.

Si no lo habéis probado hacedlo, total, es gratis.

Página oficial del proyecto | Frets on Fire
Comunidad FoF en español | FoF Spain

1 comentarios:

Iván dijo...

Muchas gracias, por enseñarme algo que me costara alrededor de 200 horas de mi vida...saludos